sábado, 1 de abril de 2017

Evidencias de nuestra secuencia didáctica "Emozioen ZOOlogikoa"

Tras crear, idear y planificar la secuencia didáctica Emozioen ZOOlogikoa, llegó el momento más interesante y gratificante: ponerlo en práctica en el aula. He ido difundiendo en ocasiones su transcurso a través de Twitter, mediante el hashtag #EmozioenZOOlogikoa y #SGLab.




No obstante, es en el siguiente vídeo donde se pueden ver imágenes de lo que ha sido el proceso, desde la creación de marionetas y el diálogo, hasta la puesta en marcha del teatro, la posterior representación y su grabación. Las fotografías se muestran ordenadas por sesiones, para apreciar mejor el desarrollo que se propuso, aunque tuve que realizar alguna que otra modificación sobre la marcha.

video


A falta de la fase de evaluación y la emisión en directo al resto de los compañeros y colegios implicados,   os dejo los vídeos de cada grupo en los que se puede apreciar su magnífico trabajo, son unos auténticos artistas que me han dejado bastante sorprendida.
GRUPO 1
video



GRUPO 2
video


GRUPO 3
video


GRUPO 4
video


GRUPO 5
video


A continuación, os dejo con mi reflexión final de todo el proceso.

Puntos positivos y puntos negativos. 
Como puntos positivos, muchos, diría que la mayoría. Me quedo con la cara de mis alumnos el día que comenzó todo, cuando les conté lo que íbamos a hacer. A medida que transcurría la secuencia, sus reacciones, trabajo y respuestas, han sido estupendas. Es toda una satisfacción que hace que olvides todo el trabajo, esfuerzo y tiempo que lleva detrás, es la mayor recompensa y premio.
Por otro lado, aunque ellos están colocados en grupo, he podido apreciar en esta experiencia cómo se desenvuelven, organizan y colaboran en actividades de este tipo; he podido observar que han tenido problemas que ellos mismos han sido capaces de solucionar. 

Como punto negativo, situaría que debido a la poca práctica que tengo a la hora de realizar rutinas en actividades como estas, hace que a veces se me olviden algunas cosas en el día a día en clase, por ejemplo, algo tan básico como rellenar el Diario de Aprendizaje. Reconozco que muchos días, con el jaleo de clase, las prisas y el control del tiempo, se me (nos) ha olvidado totalmente.
Otro punto negativo, es la temporalización. He tenido que modificar la duración de alguna sesión y/o actividad que formaba la secuencia, porque no era suficiente o por el contrario, sobraba tiempo. Cierto es que tampoco lo veo como algo puramente negativo, porque considero que así es como se aprende a manejar los tiempos, con la experiencia y la puesta en marcha, pero quizás debería ser más estricta en el cumplimiento de los tiempos y no ser flexible en las actividades propuestas. Los alumnos han de aprender a trabajar bajo un tiempo determinado.


Cosas a mejorar y elementos a mantener.
Mantener, el proyecto en sí, con sus objetivos y finalidades. Creo que es un proyecto muy rico, ya que toca bastantes contenidos, y que cada vez se ha ido enriqueciendo con lo ocurrido en el aula y con nuevas oportunidades que nos han surgido, como grabar los teatros con dispositivos móviles y que los mismos alumnos editaran los vídeos con un título y créditos. Además, se ha llevado a cabo el proyecto en el otro curso de 4º y hemos realizado conjuntamente la presentación del teatro. Durante la semana que viene, intentaremos actuar en directo a través de una videollamada con el resto de colegios y compañeros que crearon la secuencia.

He de mejorar la secuenciación de las sesiones, como he comentado anteriormente, o al menos modificarla, ya que con el paso del tiempo, algunas temporalizaciones eran incorrectas. Además, acostumbrarme a este tipo de evaluación, son muchas indicaciones, fases, ítems, rúbricas y porcentajes y de primeras es complicado, pero totalmente justo y recomendable. Imagino que con el tiempo, sea mecánico, sea coser y cantar...


¿Cómo te has sentido tú a la hora de programar y de realizar?
La verdad es que bien. Hay que decir, que el apoyo de mis compañeros de grupo ha hecho que estuviera más motivada a la hora de realizar las diferentes tareas y actividades que se nos pedían. Nos hemos ayudado mucho y eso se ha notado en la realización y consecución del producto final.

Programar en sí, no me resulta complicado, pero sí trasladar al aula todo aquello que está en papel (o en pantalla). Creo que es una de los aspectos de los que más orgullosa estoy de lo aprendido en SGLab: hacer realidad actividades e ideas que tenía en mente. Es un doble eje motivador, llevar a cabo una idea, un proceso que ha nacido de ti, y no de los libros, y que los alumnos han y/o están disfrutando tanto.


¿Cómo se han sentido tus alumnos a la hora de llevarlo a cabo en el aula?
Motivados y emocionados a la par que nerviosos, al ser una actividad diferente. Ha habido días de un estrés y agobio importante en clase; para ellos es algo nuevo y las novedades les pueden...  Lo han vivido con la mayor intensidad posible, soy testigo de ello.

Además, he estado observándoles cada día y he comprobado la evolución de su trabajo, sus conflictos y resoluciones y, cómo no, orgullosa del teatro final que han conseguido. El día que grabaron y editaron sus propios vídeos y después visionaron su producto final, estaban asombrados de su resultado, les parecía algo increíble, me dijeron.  Esas sonrisas de satisfacción y abrazos grupales de "buen trabajo chicos", no tienen precio.


¿Qué opinas sobre esta forma de trabajar en el aula?  ¿Crees que puedes animarte a continuar diseñando alguna experiencia más en esta línea?
Me parece una forma excepcional de trabajar, es algo diferente que les motiva, y creo que este factor, precisamente, es el que tenemos que tener presentes en todas nuestras clases, que los alumnos se sorprendan y estén predispuestos a la realización de actividades. Además de los excelentes resultados obtenidos, el trabajar así y poder obtener un producto final ha hecho que los grupos se cohesionen aún más, que estén orgullosos unos de otros y del equipo en general.


Sí me animaré a seguir en esta línea, introduciendo metodologías como estas en el aula, en pequeñas pinceladas, pues como todos sabéis, hay un enorme trabajo detrás, mucho que aprender, preparar y reflexionar. Cogeré aire para comenzar con otro “cuento”. Desde luego que ganas y motivación no me faltan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario